CARGANDO

Type to search

Artículos

Pedro Sánchez o de la Cultura de la Muerte

Pedro Sánchez y la Cultura de la muerte

Da miedo ver cómo la globalización ha uniformado el pensamiento transformándolo en pensamiento único. Ni siquiera es como antes, que se permitía disentir, aunque luego la cosa acabase en insultos. Ahora, lo más usual es que se rían de ti o te censuren.

¿Cultura de la vida o cultura de la muerte? Sería el eje que vertebra este artículo. Y me ha costado hacerlo más de lo que creía porque he tropezado con un dilema moral. Quería simplemente, desde esta perspectiva criticar a Pedro Sánchez por todas las salvajadas que ha dicho y ha hecho. ¿Quién es Pedro Sánchez? ¿Qué quiere Pedro Sánchez? 

Pedro Sánchez mensaje

Resulta repulsiva la manera prepotente con la que Sánchez tomó el poder, siendo un gran fracaso para el PSOE, ese partido que no ha dado más que baños de sangre y hambruna a España no solo durante la democracia, sino desde su fundación. De verdad, yo que en un momento de mi vida, por inocencia, di mi voto a Izquierda Unida, jamás de los jamases se me ha ocurrido votar al Partido Socialista Obrero Español, un partido que, independientemente del cabecilla de turno, lo único que ha hecho es además de lo anteriormente citado, parasitar, repartir dinero entre sus amiguetes, ser más corruptos, mucho más, que el PP, eso sí, teniendo siempre de cara a los medios de comunicación, y, sobre todo, censurar.

En los años ochenta ya televisión española censuró al genial Javier Krahe por su canción Cuervo Ingenuo, en la que criticaba a Felipe González. Después tuvimos un soplo de libertad, con Aznar, no mucho, pero algo se notó. Ahí es cuando empezó a hacer fortuna el Pequeño Wyoming, que al paso que va, no va a tener gestor que pueda administrar los pisos que tiene en propiedad, creo que iba por 20, esa fue la época en la que Javier Sardá amasó una ingente cantidad de dinero hasta el punto de que él mismo declaró que le daba vergüenza el pastizal que se llevaba por cada programita, programa creado con una única finalidad: derrocar al gobierno de Aznar, tanto es así que cuando subió al poder ZetaP en pocos meses dejó de emitirse, ya que no tenía razón de ser. Y Wyoming siguió metiéndose con la ahora oposición demostrando su nula objetividad. En la época de ZetaP es cuando se dio el sí a toda la ingeniería de la ideología de género, a toda la agenda de la muerte, cuando ese feminismo que aparentemente se nos vendía como algo sensato, reveló su verdadera cara, siendo Medusa, ese monstruo mitológico que todo lo que mira lo convierte en piedra. Rajoy calló como el cobarde que fue, cedió todas las televisiones a la izquierda y se puso de perfil porque no tenía huevos para enfrentarse al toro, simplemente hizo de Don Tancredo, hasta que el toro se dio cuenta y le pegó la cornada.

Gran wyoming y cultura de la muerte

Y aquí aparece Pedro Sánchez, el bobo de Coria, que reúne las peores cualidades de los presidentes socialistas anteriores sumado ello a su total falta de racionalidad, un bruto sin pulir. Si es legendario ya el consabido jueguecito del PSOE de enfrentar, crear conflictos, generar rencores, reabrir heridas…nuestro presidente en funciones lo está llevando al extremo, a límites grotescos.

Quizá lo que ocurre es que el PSOE y sus filiales tienen miedo a los que son verdaderamente demócratas. La democracia no es hacer lo que a uno le da la gana sino que hunde sus raíces en el respeto a un conjunto de normas establecidas en la Constitución y todos aquellos que se las salten, ésos son los no demócratas. La historia del socialismo no es precisamente la historia de la democracia. Tienen mucho que callar y solamente reescribiendo la historia, solo aprobando una ley tan vergonzosa como la LEY DE MEMORIA HISTÓRICA, pueden salir indemnes. La guerra acabó en el 39. Ganó el bando nacional, también llamado rebelde. Ustedes perdieron. En la transición se hizo un esfuerzo por conciliar y fue aceptado por todos. No siga tocando lo que estaba ya atado no vaya a ser que en un futuro próximo tengamos que construir otro Valle de los Caídos. Sería lamentable. Ahora, si se diese el caso, tenga por seguro, tenga por descontado, que lo que presidirá el nuevo Valle no será una hoz ni un martillo ni un puño con una rosa, será de nuevo una cruz. 

Valle de los caídos cultura de la muerte

Etiquetas:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.